jueves, 28 de octubre de 2010

Sabemos que el proceso histórico de la mujer en Colombia; se dio por la formación social que obtuvimos de Europa en la época de la Conquista; en el siglo XIX los derechos de la mujer fueron “pisoteados” por quienes eran vistos como superiores (los hombres) a ellas, tanto así que no eran realmente derechos.

 Estos llamados derechos se tornaban deberes y era una manera de mantenerlas bajo cierta opresión y censura, ya que esa era la cultura del momento; el ver a la mujer como objeto que sirve para el trabajo de casa y dar hijos al hombre.

 A lo largo del siglo XIX podemos encontrar las diversas condiciones a las que las mujeres estaban sometidas, las que nombraré son algunas de ellas:  

  • En esta época en el derecho colonial, mujeres y hombres obtenían su mayoría de edad a los 25 años, sin embargo ellos  desde los 14 y ellas desde los 12 eran considerados aptos para contraer matrimonio.
  • Antes de obtener la mayoría de edad, las mujeres estaban bajo la tutela de su padre, en el momento en que se casasen pasaban a la tutela del esposo.
  • Al casarse la mujer debía tomar el apellido del marido, agregándolo al suyo, precedido de la preposición <de>, que indicaba pertenencia (potestad marital ).
  • El esposo administraba los bienes conyugales, sin embargo antes de casarse podían pactar la separación de bienes o la absoluta comunidad.
  • El derecho a la libertad le era arrebatado, el matrimonio constituía la matrícula para adquirir el estatus de sierva del marido bajo su disposición arbitraria.
  • La igualdad le era negada. El hecho de ser mujer le daba una condición de inferioridad e inhabilidad.
  • El derecho a la libertad de movimiento, a trasladarse según sus intereses y necesidades, también le era negado y era obligaba a seguir al esposo a todas partes.
  • No podían hacer uso de los espacios públicos como los hombres, las mujeres de clase alta y media debían salir acompañadas; era muy mal visto que una mujer estuviera sola en la calle.
  • El derecho a desarrollar facultades materiales o su intelecto se les arrebataba, pues se les prohibía el administrar sus bienes o el tener obligaciones económicas.
  • Su capacidad de reproducción  la comprometía de forma social y jurídica, pues no solo debía perpetuar la sangre y apellidos del esposo sino también la transmisión de sus bienes.
  • El honor de un hombre no tiene nada que ver con el mismo, sino a la castidad de su esposa y sus hijas.
  • La esposa era la que poseía el honor familiar, la protectora del hogar y la madre de los hijos legítimos, estaba sujeta aun control marital y social. Se le exigía ser prudente, tener perdón, debía olvidar de los deslices del marido y se le negaba el goce sexual.

En mi opinión la mujer a pesar de ser un ser pensante e igual a los hombres, no era valorada como el ser humano que es; porque no se le permitía prepararse para evitar que se revelara, todo por que las leyes eran hechas y regidas por hombres y para beneficio sólo de ellos. Con todo lo que sucedía en este tiempo, hubo mujeres heroínas que demostraron ser más valientes que cualquier hombre de ese tiempo y de hoy. La mujer actual cada día se está preparando más para competir en cualquier cargo público, ya sea con los de su mismo género o con que eran llamados “SUPERIORES”; vemos casos donde la mujer es quien aporta los gastos económicos en un hogar sin necesidad de un hombre que responda por ella o hasta tener el cargo máximo de un país como lo es el ser Presidenta, situación esta difícil de aceptar por el sexo masculino.

 

 Angélica Echeverry Castaño


Publicado por JORJIGO @ 5:48 AM
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios